Tutorial para la optimización en el uso de la mascarilla quirúrgica por parte de las personas con Discapacidad Visual

Durante la situación excepcional de la Covid-19 (Coronavirus) y el actual proceso de desescalada, en ASPREH hemos recibido diferentes consultas sobre el uso adecuado de la mascarilla quirúrgica, provenientes tanto de las Asociaciones de Personas con Discapacidad Visual con las que tenemos un convenio de colaboración, como de particulares.

Las dudas más habituales que nos han trasladado son:

  • Cómo evitar la disminución del campo visual, que las gafas no se nos empañen o la sensación de ahogo, …
  • Cómo reconocer si nos hemos puesto la mascarilla bien y no del revés.

Con este tutorial pretendemos resolver estas dudas, y ayudar a que cualquier persona que utilice este tipo de mascarilla le saque el mayor partido, independientemente del resto visual funcional que tenga.

Consideraciones previas.

  • Antes de tocar la mascarilla, lavarnos las manos con agua y jabón.
  • Conviene que practiquemos con una mascarilla quirúrgica en un entorno controlado dentro de nuestro domicilio todas las veces que sean necesarias, para adquirir las destrezas que hacen falta y para realizar las maniobras de puesta y retirada de la misma, con agilidad.
  • No usaremos guantes al manipular la mascarilla (colocación / retirada). Dificulta el trabajo de reconocimiento al tacto, a la vez que son portadores de microorganismos y bacterias de lo que hayamos tocado con anterioridad.
  • Prepararemos en una superficie plana, un pañuelo limpio sobre el cual extenderemos la mascarilla.
  • Sacaremos la mascarilla de la bolsa (en caso de que venga embolsada) y la posaremos sobre el pañuelo limpio que hemos preparado con anterioridad.

Descripción de la mascarilla:

  • Trozo de tela rectangular, con pliegues horizontales en acordeón.
  • De cada lado corto del rectángulo sale una goma que conecta las partes largas formando un semicírculo.
  • En el lado largo superior hay una pequeña tira metálica en el centro.
  • El lado exterior de las mascarillas puede ser de diferentes colores (azul, verde, blanco …). Y el lado interior siempre será blanco.

Colocación de la mascarilla paso a paso:

  • Siempre tocaremos la mascarilla por sus bordes exteriores, nunca por la parte central.
  • Para diferenciar la parte exterior de la interior, tocaremos una de las gomas laterales hasta llegar a su punto de unión con la tela. El cosido de la goma está por el lado interior de la mascarilla que siempre es de color blanco y es la que acercaremos a nuestra cara para cubrirnos nariz y boca.
  • Parte interior de la mascarilla..

    Parte exterior de la mascarilla.

    Parte exterior de la mascarilla.

  • Para identificar cuál es la parte superior de la mascarilla, con el tacto buscaremos en los bordes largos del rectángulo el elemento metálico. Éste debe situarse en la parte superior.
  • Una vez que la mascarilla está en la posición correcta:
    • Cogeremos la mascarilla por las gomas, una en cada mano.
    • Acercaremos la mascarilla a la cara.
    • Colocaremos las dos gomas alrededor de las orejas.
  • Con el fin de que respiremos mejor con la mascarilla puesta, debemos ajustarla sacando las gomas, girándolas sobre si mismas, y volviéndolas a poner detrás de las orejas. Notaremos que, entre la oreja y la mascarilla, la goma hace una figura de X o infinito (∞). De esta manera la mascarilla se ajusta mejor a la cara y que se ahueca ligeramente por los laterales, permitiendo la entrada de un poco de aire, facilitando la respiración. Para los usuarios de gafas, además de facilitar la respiración evita que las gafas se empañen.
  •  Goma de mascarilla cruzada en forma de X o ∞.


    Goma de mascarilla cruzada en forma de X o ∞.

  • Colocaremos la parte superior de la mascarilla en la nariz, por debajo de la línea de los ojos.
  • Para ajustar la mascarilla a la forma de nuestra nariz, presionamos con los dedos índice y pulgar de una mano, la pieza metálica de la parte superior. Y para modelarla a nuestra cara, con los dedos índices de ambas manos presionamos la pieza metálica sobre nuestras mejillas. De esta manera, personalizamos la mascarilla a la forma de nuestra cara, conseguimos que no se mueva y evitamos que interfiera en nuestro campo visual.
  • Dedos índice y pulgar presionando la mascarilla sobre la nariz.

    Dedos índice y pulgar presionando la mascarilla sobre la nariz.

    Dedos índices presionando la parte metálica sobre las mejillas.

    Dedos índices presionando la parte metálica sobre las mejillas.

  • Tiramos de la parte inferior de la mascarilla hasta ajustarla por debajo de la barbilla.
  • Si utilizamos gafas convencionales y/o filtros solares: una vez que tengamos la mascarilla ajustada correctamente a la forma de nuestra cara, colocaremos las gafas sobre la mascarilla evitando con ello que se nos empañen.
  • Si tenemos sensación de ahogo o malestar por altas temperaturas, podemos permitir la entrada de aire por los laterales sin perder efecto de protección de la mascarilla. Con los dedos índices de ambas manos, tiramos levemente hacia adelante los bordes de los laterales de la mascarilla a la altura de los labios.
  • Dedos índices tirando levemente hacia adelante la mascarilla al nivel de la boca.

    Dedos índices tirando levemente hacia adelante la mascarilla al nivel de la boca.

  • Para retirar la mascarilla, cogemos las dos gomas con los dedos índice y pulgar de ambas manos a la vez, haciendo un movimiento coordinado hacia delante. De este modo nuestros dedos nunca tocarán la cara, ni la parte interior de la mascarilla.

Recomendaciones del uso de la mascarilla:

  • No colocaremos la mascarilla sobre las gafas, porque se empañarán.
  • Gafas empañadas al colocar la mascarilla por encima.

    Gafas empañadas al colocar la mascarilla por encima.

  • No tocaremos con los dedos la parte interior de la mascarilla.
  • Hablaremos con la mascarilla puesta (No nos la quitaremos ni bajaremos para liberar la boca al hablar.)
  • En caso de toser o estornudar, nunca nos quitaremos la mascarilla. Además, debemos colocar la parte interna del codo delante de la boca para detener las partículas que puedan traspasar la mascarilla.
  • En caso de necesidad de quitarnos la mascarilla (sonarnos la nariz, beber, comer, fumar, …) se recomienda reemplazarla por una nueva. Si no es posible el reemplazo, colocaremos la mascarilla sobre una superficie limpia, por ejemplo, sobre un pañuelo limpio. La mascarilla mantendrá la forma de “molde” de la parte inferior de nuestra cara, por lo que, si nos la volvemos a poner, solamente nos hará falta ajustar la nariz y las mejillas.
Mascarilla retirada de la cara con la forma de ésta.

Mascarilla retirada de la cara con la forma de ésta.

Mascarilla retirada de la cara con la forma de ésta.

Mascarilla retirada de la cara con la forma de ésta.

En el siguiente enlace, un vídeo que recoge todas las recomendaciones comentadas en este tutorial:

Publicado en Noticias
XII Jornada ASPREH
Reader Speaker
¿Quieres ayudarnos o ser patrocinador?